18 mayo 2017

RIZOS FOR PRESIDENT


Todo comenzó hará más o menos dos meses. Un día recibí en mi e-mail personal un correo un poco raro (un señor hablaba de no se qué reunión del martes) y justo antes de eliminarlo me fijé en que era uno de esos mails que se mandan a muchas personas, y que alguien me había incluido por error en el CC.

No le di mayor importancia hasta que al día siguiente, al encender el pc, vi que tenía cinco o seis respuestas a dicho e-mail en mi correo. Todas las personas añadidas en la copia del mail original habían respondido pinchando en el botoncito de "responder a todos", por lo que me había llegado cada una de las respuestas a mí también. Que si la puerta del bloque dos está rota, que si en la próxima reunión deberíamos hablar de los niños que juegan a la pelota en el patio de delante, que si tendríamos que discutir lo de la piscina antes de que llegue el verano. Comprendí que se trataba de una cadena de correos para hablar de las reuniones de comunidad de una urbanización, y dado que la mayoría de los apellidos eran Aguirre, Aramburu, Eguren y Zubeldia deduje que me habían metido por error en un rollo vasco del que yo, como comprenderéis, estoy a años luz de distancia.

Les respondí (a todos) yo también pidiendo perdón por interrumpir sus quehaceres y rogando que me eliminaran de la cadena, que yo no soy la Beatriz Zubeldia a la que seguramente ellos creen conocer. 

No hubo respuesta, pero por unos días no me volvieron a llegar e-mails del Desengaño 21 euskera y yo me olvidé hasta que volvió a suceder. Abro mi correo una tarde y pam: día 4 de Mayo, jueves, todos los vecinos convocados para una reunión de urgencia. 
Otra vez que pierdo veinte minutos escribiéndoles para decirles que, por favor, me quiten de ahí que yo no vivo en su barrio ni me interesa saber el dinero que deben los del bloque 3-2 (malditos bastardos morosos). Y nada, nadie me responde. Yo, menos optimista que la última vez, ya me dispuse a clasificar esos e-mails como "no deseados", porque intuía que volvería a pasar. Pero ni con esas, porque a la media hora alguien respondió desde otro correo y siguió con sus líos comunitarios como si yo no hubiera dicho nada. ¿SOY TRANSPARENTE EN BILBAO? ¿NO EXISTO, NO SIENTO? ¿ACASO YO NO SANGRO COMO VOSOTROS?

Hastiada de la vida y decidida a hacer algo para cambiar la situación, (y ante el aluvión de mails que he recibido esta mañana, supongo que a consecuencia de la última reunión de la comunidad) hoy he cambiado de táctica y en lugar de volver a escribirles para que me saquen de la cadena, les he escrito para quejarme del estado del jardín y del parque infantil y oye, mano de santo. Ya tengo dos apoyos en el bloque y el antiguo portero dice que a ver si quedamos para tomarnos algo y discutir un par de asuntos pendientes. 
Para el año que viene presento mi candidatura a la presidencia.



3 comentarios:

  1. Cuando yo gastaba personal webpage (que pasó a mejor vida) tuve unos cuantos correos erróneos por culpa de un vendedor de herramientas que a la hora de dar el correo electrónico de ventas lo hacía mal, claro que Eingel y Einhell se parecen mucho

    Y hay una señora en Argentina que cada cierto tiempo comete el error de registrarse en páginas con mi página web... y ahora todos los meses me llega su factura de teléfono

    Es lo que tiene la globalización, que globaliza también los errores

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja. ¡Qué grande eres!

    Yo te aseguro que mi primer pensamiento ha sido ese, meterme en todo el ajo y hacer como que me importaba. Que requetebién lo iba a pasar. Luego bajé el listón y entendí que tampoco era plan de estar ahí blablabla pero desde luego a "cotillear" me quedaba en esa cadena. Leído el final lo tengo claro: quedarme siempre con la primera opción! jajajaja. Lo bien que lo puedes pasar.

    Tú mete caña, di que sí. La vecina misteriosa

    ResponderEliminar
  3. Rizos, en Bilbao se te quiere. Esto es un ocho apellidos vascos por e-mail pero total. Si te presentas a presidenta yo te voto. No vivo allí, pero al parecer eso no es necesario para pertenecer a ésta, nuestra comunidad. Y diles que la señora de la limpieza se tiene que esmerar un poco, que el portal está que da pena, hombre ya.
    Un beso!!

    ResponderEliminar